MásBeHOY SPORT Nutrición Deportiva

Cuidate, haz deporte y ten vigor con MásBeHoy SPORT. En MásBeHoy SPORT somos expertos en nutrición deportiva.

Entrenamiento de fuerza

El entrenamiento de fuerza muchas veces es el gran olvidado en nuestras rutinas de entrenamiento, lo que supone un gran error pues nos aporta muchos beneficios.


Efectivamente, mediante la realización de entrenamiento de fuerza obtenemos muchos beneficios y muchos deportistas lo tenemos olvidado o, simplemente por pereza, lo vamos aparcando y no le prestamos la atención o constancia que sí dedicamos al entrenamiento del deporte que más nos gusta.


¿Qué es el entrenamiento de fuerza?

Entendemos por entrenamiento de fuerza aquel en el que producimos tensión sobre nuestros músculos ayudándonos de algún tipo de resistencia, como son los aparatos de gimnasio, pesas, gomas o nuestro propio peso, con el fin de incrementar el tamaño de estos y así incrementar nuestra fuerza muscular.

Aunque de una forma o de otra todos sabemos qué es la “fuerza”, podríamos definirla como la capacidad física que todos tenemos para realizar algún tipo de trabajo, desplazamiento, movimiento,...


¿Por qué es importante realizar entrenamientos de fuerza?

Entrenar la fuerza es importante si queremos tener una buena salud en general. Tener fuerza es algo básico para realizar cualquier otra disciplina deportiva, ya que nos va a convertir en deportistas más completos, como también es básico para poder desempeñar actividades cotidianas.

Mediante el ejercicio de fuerza vamos a mantener una correcta postura corporal, nos va a ayudar a prevenir lesiones, a no perder masa muscular y a incrementar nuestro consumo basal, lo que nos ayudará a mantener un peso adecuado.

Son muchas las razones para hacer ejercicio de fuerza a cualquier edad, siempre adaptado a las condiciones físicas de cada persona, ya que va a mantener todo nuestro sistema músculo - esquelético en óptimas condiciones, evitando así problemas por tenerlo débil o sin la necesaria fuerza para desempeñar nuestra actividad cotidiana.


Beneficios del entrenamiento de fuerza

Es una larga lista la que se podría hacer y que ya en cierta manera se ha empezado a enumerar en el apartado anterior.

El entrenamiento de fuerza previene lesiones, incrementa el rendimiento físico, fortalece los huesos y, como en cualquier actividad deportiva, mejora el estado de ánimo, aportando beneficios a nivel psicológico.

También nos ayuda con el control de peso, ya que aumenta el consumo calórico, mejora la postura corporal fruto de tener unos músculos y huesos más fuertes, evitando también la pérdida de masa muscular asociada a la edad.

Muchas veces pensamos que con la edad se pierde masa muscular, cierto, pero también es cierto que con la edad podemos ir dejando de hacer ciertas rutinas físicas, siendo la pérdida de masa muscular una consecuencia de la falta de actividad física. Perdemos masa muscular pues no la ejercitamos.


Dónde y cómo practicar ejercicio de fuerza

Aunque siempre que hablamos de ejercicio de fuerza nos viene a la mente la imagen del gimnasio, que es el sitio ideal para ello, tenemos otras alternativas, como la calle o nuestra casa.

El gimnasio es el sitio ideal pues allí encontramos todo tipo de pesas y máquinas para realizar ejercicios de fuerza. De igual manera, también hay personal especializado que nos van a ayudar a dar los primeros pasos y así evitar riesgos y lesiones.

Igualmente, en la gran mayoría de gimnasios encontramos muchos tipos de actividades grupales donde realizar distinto tipo de actividades colectivas, donde también se incluyen ejercicios de fuerza.

Al margen del gimnasio, podemos hacer ejercicio de fuerza en casa o en la calle. Cualquiera de los parques públicos de los que tendremos cerca de nuestro lugar de residencia puede ser nuestro gimnasio improvisado. Quién no ha hecho fondo o tríceps en un banco público, planchas sobre el césped o gemelos en un bordillo sujetándose sobre cualquier elemento urbano que esté cerca.

Con poca inversión podemos conseguir pesas, gomas, colchonetas, … que nos ayudarán a hacer este tipo de ejercicios sin necesidad de ir al gimnasio. No será lo mismo, ya lo sabemos, pero se pueden hacer muchas cosas sin necesidad de acudir a un gimnasio, eso sí, si realizas ejercicio de fuerza por tu cuenta, asegúrate de hacerlo bien y de no lesionarte por falta de información o de experiencia.


Tipos de ejercicios de fuerza

Existen distintos tipos de entrenamiento de fuerza.

Fuerza resistencia: Es la capacidad de mantener un ejercicio de fuerza durante el mayor tiempo posible o durante todo el tiempo que dure la sesión de entrenamiento. Ejemplos: Ejercicios con poleas, gomas o con nuestro propio cuerpo.

Fuerza explosiva: Es la capacidad para desarrollar la mayor cantidad de fuerza durante un espacio de tiempo limitado. Ejemplos: Saltos a un cajón, sentadillas con salto, etc.

Fuerza máxima: Es la capacidad de desarrollar la mayor fuerza posible con un determinado grupo muscular. Ejemplos: Halterofilia o levantar pesas del máximo peso que podemos soportar.


Consejos MásbeHoySport

  • Realiza ejercicios de fuerza de forma periódica, siempre adaptados a tu condición física.
  • Asesórate antes de iniciar estas actividades, evitarás lesiones.
  • Apúntate a un gimnasio o asesórate mediante los servicios de un entrenador personal para realizar ejercicios de fuerza con él, con su grupo o por tu cuenta.
  • Antes de iniciar cualquier disciplina deportiva conviene salir de dudas realizando un chequeo médico que nos asegure que podemos hacer actividad física de forma segura y saludable.
  • Ejercita todos los grupos musculares, no te centres en unos grupos musculares y descuides otros.
  • Combina los ejercicios de fuerza con alguna actividad aeróbica que te guste.

Foto cortesía de Pixabay.


No se encontraron resultados.

Deja un Comentario

Tu email no será publicado