MásBeHOY SPORT Nutrición Deportiva

Cuidate, haz deporte y ten vigor con MásBeHoy SPORT. En MásBeHoy SPORT somos expertos en nutrición deportiva.

Prueba de esfuerzo

Todos los deportistas nos planteamos la necesidad de realizar una prueba de esfuerzo. La respuesta sería: no te lo plantees, háztela.


La prueba de esfuerzo es algo que todos los deportistas nos deberíamos hacer, ya que nos va a aportar información muy relevante sobre nuestro estado de salud y sobre nuestros umbrales de rendimiento.

¿Qué es una prueba de esfuerzo?

Una prueba de esfuerzo es un estudio mediante el cual se diagnostica o se realiza el seguimiento de una enfermedad coronaria. Nos permite comprobar el funcionamiento del corazón durante el ejercicio.

¿Cómo se realiza?

Por regla general se suele realizar en una cinta de correr o bicicleta estática. Siguiendo las instrucciones de un especialista, iremos incrementando nuestro esfuerzo hasta llegar al nivel máximo de resistencia o de cansancio.

Durante su realización nos controlarán las pulsaciones, tensión arterial y también, aunque no siempre, nos medirán los gases.

Beneficios de la prueba de esfuerzo

El principal beneficio será despejar dudas sobre cómo se encuentran nuestras arterias coronarias y, de esta forma, saber si podemos realizar deporte.

Conoceremos aspectos muy importantes como el consumo de oxígeno, capacidad pulmonar y nuestros umbrales de esfuerzo:

Umbral aeróbico, que determina el nivel de esfuerzo donde el nivel de lactato en sangre empieza a subir.

Umbral anaeróbico, que determina el nivel de rendimiento máximo, durante un espacio de tiempo prologando, sin acumular excesivo nivel de lactato en sangre.

Igualmente, vamos a conocer nuestras verdaderas pulsaciones máximas, información importantísima para determinar nuestras fases de entrenamiento.

Una vez realizada la prueba de esfuerzo podremos hacer deporte de una manera más segura, cuidaremos así de nuestra salud y tendremos información muy relevante, tanto para adaptar nuestros entrenamientos como para dosificar el esfuerzo en los días de competición.

¿Cuándo debemos realizar la prueba de esfuerzo?

La prueba de esfuerzo se debería realizar, al menos, una vez al año.

Idealmente, dependiendo de los ciclos de entrenamiento, sería bueno realizarla al inicio de temporada y repetir la prueba una o dos veces más al año, viendo así la evolución de los entrenamientos y, en el caso de estar preparando una competición, tener información reciente sobre nuestro verdadero nivel de competición.

Nuestra recomendación

Tanto por cuidar nuestra salud como por tener una información que nos permita adaptar nuestros entrenamientos a nuestra condición física, es muy recomendable realizar, al menos, una prueba de esfuerzo anual, preferiblemente con análisis de gases.

En la actualidad, debido al "boom" que ha experimentado la práctica deportiva, encontraremos muchas ofertas en el mercado y seguro que encontraremos centros especializados con precios muy competitivos.

Con nuestra prueba de esfuerzo superada, practicaremos deporte sabiendo que entrenamos de una forma saludable y "eso no tiene precio”.

El equipo MasbeHoysport os desea una feliz temporada, esperando que muy pronto nos veamos todos nuevamente con un dorsal en el pecho.

Salud y kilómetros.


No se encontraron resultados.

Deja un Comentario

Tu email no será publicado